Imagen ilustrativa para la entrada "¿Qué es blockchain?"Imagen ilustrativa para la entrada "¿Qué es blockchain?"

¿Qué es blockchain?

Seguro que alguna vez has escuchado este término, o ni siquiera eso, pero seguro que has oído hablar de Bitcoin y, por consiguiente, de la blockchain. En este post, aunque no te voy a hablar de bitcoin, si voy a intentar explicarte de forma muy resumida, qué es la blockchain y para qué se puede utilizar.

Blockchain no es más que una estructura de datos que se utiliza para almacenar información en conjuntos o bloques de tamaño limitado. Lo diferente que tiene esta tecnología es que esta información es almacenada por un grupo distribuido de actores que no se conocen entre sí, es decir, de forma descentralizada. Es decir, no existe un ente o servidor central que controle, filtre o modifique esta información. En otro post veremos la diferencia entre centralización y descentralización.

Actores y reglas.

Existe un conjunto de actores que son los que almacenan y mantienen esta red. Pues bien, estos actores que colaboran en el mantenimiento de la blockchain, contienen una copia exacta de toda la información que hay hasta la fecha. El reto está en que entre todos se pongan de acuerdo en qué información es fidedigna y cual no, es decir, cuando hay que escribir nueva información al conjunto, saber si es buena o no para añadirla. Es por esto que, la definición de blockchain que he dado al principio, es «incompleta».

Además de la estructura de datos que hemos comentado, la blockchain está compuesta por todas las herramientas y mecanismos de consenso. Estos mecanismos son los que permiten a esos actores, que no se conocen entre sí, verificar qué información es buena y cual no. Además dichos mecanismos ofrecerán la seguridad a todos los actores colaboradores de, que un actor malicioso, no pueda modificar o incluir datos erróneos. Toda esta información se verificará si es compatible con lo ya almacenado anteriormente.

Aunque parezca bastante lioso, es más simple de lo que parece. Lo complejo, realmente, es entender esas herramientas y mecanismos, que la hacen totalmente fiable y que, a día de hoy, sea imposible quebrantar ese conjunto de información. A esto lo denominamos reglas de consenso.

Qué son las reglas de consenso.

Las reglas de consenso son el conjunto de herramientas, que usan el conjunto de actores, para poder saber si un conjunto de datos es válido o no, sea a la hora de validar toda la información que tengo almacenada, como para añadir nueva información a ese conjunto. Sobre esto hay mucho que comentar, por ahora sólo quédate con que es un componente más de la blockchain.

En la red de Bitcoin, esas reglas de consenso están aplicadas a lo que denominamos minería. Seguro que has escuchado hablar sobre los mineros que, en resumen, son los encargados de mantener la red de información descentralizada. Cada vez que algún actor quiere añadir información al conjunto, envía ese nuevo conjunto al resto de actores. Estos, al recibirla, gracias a estos mecanismos, pueden validar si esa información es válida o no, para añadirla a su conjunto.

Todo esto está recogido en el whitepaper de Satoshi Nakamoto, el creador de Bitcoin. Es un documento público, por lo que puedes revisar los fundamentos de cada línea que te cuento aquí.

Una vez explicadas qué son las reglas de consenso, podemos volver a intentar definir la blockchain como:

Definición de blockchain.

Una estructura de datos utilizada para almacenar transacciones o cualquier tipo de información, en pequeños conjuntos, que denominaremos bloques, y que es almacenada de forma descentralizada por actores que no se conocen entre sí y que tienen una serie de reglas de consenso para poder verificar qué información añadir y qué no.

Esta estructura de datos provee a los usuarios de las siguientes funcionalidades: Inmutabilidad, Transparencia, Trazabilidad, Confiable y Permisionless. Vamos a intentar explicar cada una de ellas por separado.

  • Inmutabilidad: en blockchain, solo es posible añadir información al conjunto, no se pueden eliminar ni modificar información que ya ha sido escrita en ella. Esto nos permite poder guardar un estado actual del conjunto de información que tenemos y comprobar si es válida o no.
  • Transparencia: ¿A qué me refiero con transparencia? Al tener todos los actores una copia completa de la información almacenada, cualquier persona puede hacer una copia de dicha información y poder navegar por ella. Toda información es pública para todo el mundo que requiere revisarla e, incluso, volver a validarla.
  • Trazabilidad: al ser un conjunto de datos público, cualquier actor puede revisar desde la primera información que se almacenó, hasta la última transacción. Ahora y en el futuro. Toda esa información es pública para cualquier persona que quiera revisarla sin tener que confiar en lo que nadie nos diga o nos quiera hacer creer que ha pasado, somos autónomos para poder hacerlo por nosotros mismos.
  • Confiable: toda la información que esté almacenada en la blockchain, ha pasado el algoritmo de consenso y ha sido validada por todos los actores que la mantienen. Esto nos da la seguridad de que la información es válida y confiable sin necesidad de confiar en una entidad de certificación. La propia red nos da confiabilidad, sin necesidad de conocer a los miembros de la misma, ¿no es maravilloso?
  • Permisionless, es decir, blockchain es una red no permisiva: esto quiere decir que no tienes que pedirle permiso a nadie para poder interactuar con la red o almacenar información en la misma. No necesitamos que nadie nos autorice y en cualquier momento podemos entrar y salir de ella.

Una vez explicado el término blockchain vamos a ver en qué se sustenta esta tecnología y qué elementos son las que la hacen funcionar. Pero esto lo encontrarás en los siguientes posts.

Fijaros que hemos estado hablando de blockchain sin hablar apenas con Bitcoin. O al menos lo he intentado. Blockchain es más que Bitcoin, eso sí,

Block World Tour ¡El evento de Blockchain referente en España! Organízate y haz tus anotaciones con Notion