Imagen ilustrativa para la entrada "Información centralizada"Imagen ilustrativa para la entrada "Información centralizada"

Información centralizada

Seguro que nunca te has planteado donde están guardadas todas las fotografías, videos, texto o conversaciones de las redes sociales que utilizas. O dónde está guardada la base de datos de la seguridad social, o tus historiales médicos, o más fácil todavía, los títulos oficiales que has conseguido en toda tu vida estudiantil.

Siento decirte que toda esta información está almacenada en una arquitectura centralizada, es decir, es controlada por un único responsable y que no es de tu propiedad, por que lo que alguien podría llegar y modificar lo que ahí hay almacenado y no tendrías forma humana de rebatirlo, ¿no me crees? Quédate que voy a contarte.

Estamos tan acostumbrados a usar las diferentes plataformas, sitios webs, sitios de streaming, etc… que nunca pensamos en cómo estarán almacenados todos estos datos. En casi el 100% de los sitios que usamos cada día, existe lo que denominamos, servidor de información centralizada. ¿Qué significa esto? Que toda esta cantidad de datos es controlada por una entidad, empresa u organización y que está almacenada en un único repositorio central con toooodos nuestros datos.

Y aquí vendrá algún listillo a debatir que los servidores no tienen por qué ser únicos, es decir, que los datos pueden estar replicados por todo el mundo, estamos de acuerdo, es así, desde que yo recuerdo existen los que se llaman bases de datos distribuidas o servidores de bases de datos replicados, pero, al final suelen tener un único propietario o entidad que los controla a todos.

Ahora vamos a pensar un momento qué pasaría si…

  • Esa empresa o entidad decide un día desenchufar el servidor o servidores… ¿Nos quedamos sin datos?
  • O peor te lo pongo, ¿Qué pasaría si esa entidad decide de la noche a la mañana hacer alguna modificación en alguno de los datos almacenados?
  • ¿Quién podría decir que eso antes no era así y llevarle la contraria?

Parece un escenario imposible. Pero os sorprenderíais de las cosas que han ocurrido en la historia de la información desde los primeros archivos en papel, hasta los actuales sistemas informatizados.

De hecho justamente ayer hablaba con una persona, la cual tiene un sistema de copias de seguridad, que se encarga precisamente de eso, de hacer copias de todo nuestro sistema en la nube, y es que por mucho Google o Microsoft sea la empresa con la que contratamos el servicio, todas tienen una letra pequeña en la que no se responsabilizan de la pérdida de datos o de la modificación indebida ya que centran la responsabilidad de los mismos en el propio usuario.

Por qué os he planteado esta cuestión. Os la cuento para que veáis lo importante que puede ser la forma en la que se almacenen los datos ya sean los relevantes como puede ser la seguridad social, o las cuentas bancarias, como los irrelevantes como las publicaciones en redes sociales.

Podemos decir que la centralización de la información es una forma de almacenar información en la que existe un único responsable de su custodia, almacenamiento y control. Cuando nosotros o cualquier persona quiere almacenar datos en dicho repositorio, nos tendremos que conectar a un servidor de dicha compañía y enviar ahí los datos que queremos almacenar. O si por el contrario queremos hacer una consulta de algún dato ya guardado, de igual manera, tendremos que conectarnos a dicho servidor y realizar ahí la consulta.

Con este procedimiento podemos consumir datos o servicios de forma fácil y sencilla. Como hemos comentado anteriormente pueden existir algunas réplicas de dichos servidores para que la carga de trabajo pueda distribuirse y no saturar a los encargados de su procesamiento. Aunque, al fin y al cabo, siempre deberá haber algún sistema en el que todos los datos sean replicados por todos los servidores de dicha compañía y, sobre todo, que controlen la integridad de los mismos.

Además de consumir datos de estos servidores, si queremos comunicarnos con algún otro actor que interactúe con este servicio, como por ejemplo puede ser un dm de twitter o instagram, tendremos que hacerlo pasando por los servidores centralizados, por lo que siempre tendremos que cumplir una serie de normas y protocolos, los cuales pueden ir cambiando con el tiempo y pueden dar lugar a censura o discriminación de la información. Recordar lo que le pasó a Trump con Twitter.

Esta centralización de la información facilita mucho la gestión, decisión y control de la misma ya que al ser un único lugar donde se almacenan, es mucho más fácil manejarla y establecer los protocolos de control de la misma por parte de los responsables. Además hace barata dicha gestión al haber un número limitado de servidores de datos y que pueden ir creciendo dependiendo de la demanda.

En resumen, toda comunicación deberá pasar por un único punto crítico y centralizado, donde se validarán nuestros accesos, permisos y los datos que queremos almacenar.

Espero que después de ver este video te haya quedado claro cómo funciona un sistema de información centralizada. Esto no significa que este sistema de almacenamiento de la información sea bueno o malo. Símplemente es una arquitectura en la que organizar los datos. Como todo, tiene sus partes buenas y sus partes malas. De lo que dependerá sobre todo será del tipo de datos que almacenaremos en dicho sistema y de la importancia de los mismos.

Organízate y haz tus anotaciones con Notion Scrum: Trabajando en equipo cliente y proveedor