Imagen ilustrativa para la entrada "Cómo y cuándo crear un embudo automatizado de email marketing"Imagen ilustrativa para la entrada "Cómo y cuándo crear un embudo automatizado de email marketing"

Cómo y cuándo crear un embudo automatizado de email marketing

Al principio, una vez que has creado tu página web, el trabajo que se ha de hacer es generar tráfico hacia ella para ir ganando visibilidad y, en suma, llegar a nuestro público: a nuestro cliente ideal. Este es un trabajo que se hace, por un lado, de forma orgánica a través del SEO y los contenidos –estrategia a largo plazo– y, por otro, con campañas de tráfico de pago (Facebook o Google Ads) –estrategia a corto plazo-. No hay una mejor que otra, ambas son necesarias. Ahora bien…

¿Qué ocurre cuando ya tienes la web posicionada con el tráfico orgánico y recurrente que deseabas?

Entramos en otra fase donde queremos aprovechar al máximo las visitas. Una de las formas para hacerlo sería implementar un embudo automatizado de email marketing a partir del que captar a nuestros potenciales clientes, generar confianza y convertir ventas. Para ello tendrás que aportarles algo de valor gratuito que puedan descargarse a cambio de entregarte su email (lead magnet).

A partir de ello, gracias a Active Campaign, bastaría seguir una secuencia estratégica de seis automatizaciones para que crear un sistema de envío de correos electrónicos que trabaje para nosotros, madurando al contacto, email a email. Esta secuencia se conforma por: la entrega del leadmagnet, el correo de bienvenida (opcional), la fase de generación de confianza, la fase de venta, los correos de gracias por comprar y la purga de contactos inactivos mediante la limpieza de zombis.

¿En qué consisten las automatizaciones?

  • Entrega del lead magnet: se trata de un simple correo donde le agradeces a tu suscriptor la confianza depositada en ti al darse de alta en tu newsletter y le haces entrega del enlace al contenido de valor gratuito que le hayas preparado.
  • Correo de bienvenida: es un correo opcional donde procedes a presentarte dejando claro quién eres, a qué te dedicas y cómo puedes ayudar a la persona que está al otro lado. Si todo esto lo haces contando brevemente tu historia y tu camino profesional, mejor, porque conectarás con mayor facilidad.
  • Generación de confianza: aquí entramos en una secuencia de al menos cinco emails donde colocamos contenido estratégicamente en cada correo:
    1. Cuenta tu historia de forma un poco más extensa.
    2. Pídele que rellene un formulario con una única pregunta sobre cuál es el principal problema al que se está enfrentando.
    3. Llévale a un post que escribieras en un blog con mucha autoridad o a uno tuyo donde aportes mucho valor.
    4. Prosigue aportándole otro descargable, a ser posible en formato Workbook para que la persona trabaje en algo concreto e importante relacionado con lo que ofreces.
    5. Lleva a tu avatar a una página de tu web que sólo puedan encontrar tus suscriptores donde le enseñes todas las herramientas necesarias para hacer aquello a lo que te dedicas.
  • Fase de venta: en este punto prepararás una secuencia de envíos automatizados de dos a cuatro correos, por producto o servicio, donde aportarás valor gratuito a modo de training. Al final del último correo harás una llamada a la acción ofreciendo tu curso online.
  • Correos de gracias por comprar: cuando tus usuarios compren tus productos, les mostrarás una página donde les darás las gracias por confiar en ti. Esa visita a esa página en concreto activará otra automatización donde recibirán un email más. Ahí puedes aprovechar, por ejemplo, como agradecimiento, para regalarles un cupón descuento para próximas compras.
  • Purga de zombis: dos automatizaciones que conforman un sistema de limpieza de usuarios inactivos. Uno se encarga de detectar la actividad de los usuarios y el otro, si alcanzan un tiempo determinado inactivos, les envía dos correos: uno de ‘reactivación’ y el otro, en caso de que sigan inactivos, de baja definitiva.

¡Ahora te toca a ti! Aplicando un embudo como este puedes aprovechar el tráfico recurrente que ya tienes en tu web para que tus usuarios pasen a ser tus clientes.

Para esto, recuerda, trabaja con Active Campaign para crear un camino simple, claro y sencillo para tu avatar y optimizar la experiencia de usuario. El email marketing ha sido, es y será siempre una de las principales bazas de venta digital.

8 cosas que no pueden faltar en una landing page de venta La diferencia entre hacer branding y marketing
Copy link
Powered by Social Snap