Imagen ilustrativa para la entrada 'Cómo estructurar tu landing de registro'Imagen ilustrativa para la entrada 'Cómo estructurar tu landing de registro'

Cómo estructurar tu landing de registro

Si has llegado hasta aquí, probablemente estás trabajando en algún tipo de lanzamiento y te gustaría tener una estructura de landing de registro de referencia para optimizar al máximo la captación de nuevos leads, es decir, de nuevos contactos que son potenciales clientes de tu producto o servicio.

Eso sí, antes de nada, tienes que tener muy bien trabajado tu avatar, es decir, tu cliente ideal. Para ello te dejo aquí este link, de un post anterior, donde te explico cómo definirlo de forma nítida. Una vez lo tengas, ya podemos empezar a desarrollar la landing (página) de registro.

¡Ah! Importante: ahórrate pop-ups de cookies que puedan entorpecer el registro de tus potenciales clientes, puesto que junto al formulario, deberás dejar un texto advirtiendo que «al suscribirte aceptas la política de privacidad» o habilitar la casilla de activación obligatoria para registrarse junto con el texto «Acepto la política de privacidad».

CONTENIDO

Cabecera y portada:

Es lo primero que verán tus potenciales clientes al acceder a la página, vengan de campañas de publicidad o de contenido orgánico. Por eso es crucial que, en un sólo golpe de vista, vean el titular, donde presentarás el destino de forma atractiva, simple y sencilla, y el formulario de registro para que dejen su correo casi por inercia. Lo ideal es que lo acompañes de alguna imagen tuya o de tu equipo que humanice la página. Todo, insisto, en un sólo golpe de vista, sea en ordenador o en dispositivos móviles.

Segmentación y necesidad:

Concreta para quién es, específicamente, el contenido al que accederán registrándose. Es decir, filtra el perfil de cliente al que te estás dirigiendo. Por ejemplo, en sector marketing, un perfil habitual son negocios de formación o servicios o, en fitness, personas que quieren empezar a entrenar y adquirir el hábito. Ahora habla de que «para (conseguir lo que quieren) no sólo necesitan (ser lo típico)» y, a continuación, explica qué tienen que hacer para alcanzar su objetivo. Eso que, justo, no están haciendo.

Así que esto es para ti si…

Parte determinante de la página de registro. Aquí tocamos los cuatro mayores puntos de dolor que tiene tu cliente ideal: tanto los externos (situación en la que se encuentran) como los internos (qué están sintiendo). La combinación entre los dos generará una sensación real de que conoces bien al perfil de cliente al que te estás dirigiendo, generando conexión por empatía. Concreta y sintentiza lo máximo posible. Se trata de citar esos puntos de dolor, no de desarrollarlos.

Consecuencia y llamada a la acción:

Aquí citas el problema o la emoción interna que está bloqueando a la persona a modo de titular y, a continuación, explicas qué está sintiendo en dos o tres líneas, para profundizar en ese punto de dolor, que es diferente a los cuatro anteriores, porque es la consecuencia de no solucionarlos.

Y ahí haces una llamada a la acción, en un botón, que esté alineada con tu concepto creativo, para conducir a un segundo formulario a pie de página, que te explicaré unas líneas más abajo.

Esto es lo que aprenderás…

Aquí lanzas, a modo de titulares, los puntos clave de los que hablarás. Es decir, la transmites a tu potencial cliente lo que se llevará al registrarse, accediendo de forma gratuita, a una clase o serie de clases, recursos descargables… La idea es que lo visualicen para despertar su deseo y curiosidad a fin de que quieran introducir su correo para acceder al contenido.

Prueba social:

Introduce testimonios y casos de éxito si los tienes. Con esto proyectarás bastante autoridad y credibilidad, para generar confianza, en tus potenciales clientes de forma simple y sencilla.

¿Por qué deberían confiar en ti?

Transmite tus años de experiencia, tu especialidad, tu experiencia y cuenta todo aquello que sea especialmente relevante para tu cliente ideal de cara a proyectar autoridad y credibilidad para generar confianza en una persona que no te conozca de nada.

Y, a continuación, haz una transición previa al segundo formulario de registro (que es el mismo del primero) diciendo: «Si quieres acortar el camino, sabiendo cómo (conseguir el primer objetivo, el segundo y el tercero) esta (clase, reto, descargable o lo que les ofrezcas), es para ti. ¡Te veo dentro!

Formulario de cierre:

Cita el destino al que conduces a tu cliente y haz llamada a la acción, en otro texto justo debajo, diciendo «reserva ahora tu plaza para la clase gratuita». Introduce los campos de tu formulario para registrarse, y cierra citando los pasos: «introduce tu email«, «revisa tu bandeja de entrada» y «disfruta de la clase online«.

¡Y listo! Siguiendo esta estructura, ya tendrás una página de registro bastante completa para captar a tus potenciales clientes y llevarlos a tu estrategia de lanzamiento. Huelga decir que a nivel visual, el diseño tu web debe estar bien trabajado para que la experiencia de usuario sea la mejor posible.

Esperamos haberte ayudado. Si tienes cualquier duda o pregunta, tanto relacionada con este contenido, como con cualquier otra cuestión de marketing, será un placer atenderte y ayudarte.

Cómo crear una oferta realmente irresistible Las 3 etapas de construcción de un negocio digital