Imagen ilustrativa para la entrada "Usa esta estrategia de Facebook Ads para optimizar tus campañas"Imagen ilustrativa para la entrada "Usa esta estrategia de Facebook Ads para optimizar tus campañas"

Usa esta estrategia de Facebook Ads para optimizar tus campañas

¿Cómo debemos trabajar con el Business Manager para rentabilizar lo máximo posible la rentabilidad de nuestras campañas de publicidad tanto en Facebook como en Instagram y alcanzar a la mayor cantidad de público con el mismo presupuesto?

Bien, lo primero que tienes que entender es que, el algoritmo de Facebook, funciona bajo el principio de relevancia. Es decir: cuando publicas algo, tanto a nivel orgánico como de publicidad, Facebook observa cómo interactúa el público con el anuncio para sacar conclusiones respecto a si suscita interés en el público al que se dirige o no.

¿Cómo condiciona esto a tus campañas?

Si el algoritmo entiende que el contenido resulta interesante para tu audiencia, es decir, relevante, mostrará ese contenido de anuncios a mayor volumen de público por la misma cantidad invertida en publicidad. Es la forma que tiene la plataforma de velar por la experiencia de usuario.

Ahora, ¿Cómo gestionar a favor esta forma de trabajar del algoritmo?

Generando y lanzando el mayor volumen posible de creatividades, ángulos y conceptos en los anuncios para que el algoritmo testee y escoja aquellos que funcionan y conectan mejor con la audiencia segmentada para enviar tráfico (visitas) al destino web indicado.

Esto es lo que le gusta a Facebook: tener la mayor cantidad de opciones posible, tanto de vídeos como de imágenes, para encontrar la que mejor funciona y, así, poder ayudarte a obtener mayor visibilidad y rentabilidad en tus campañas en función del propio comportamiento de la audiencia.

Así que, cuando vayas a lanzar una campaña, trabaja bajo estos parámetros mínimos:

  • 25 creatividades con imágenes distintas; por ejemplo, aunque contengan el mismo copy (texto), puedes variar el fondo con fotos / temas distintos. También puede ser al revés, cambiar el texto y mantener el mismo fondo. Para ello te puedes valer de Canva, una herramienta de diseño gráfico con una versión gratuita de las más completas que puedes encontrar en el mercado.
  • 25 vídeos. Para ello graba, por ejemplo, 5 anuncios diferentes y, después, crea 5 ‘nuggets’ (vídeos con un titular en la parte superior y subtítulos en la inferior) diferentes por cada uno de ellos, cambiando su titular. Además, que cada vídeo comience de una forma diferente. Camtasia puede ser una buena y sencilla opción de desarrollo.

¿Entiendes el concepto de los ángulos de comunicación? Fotos, imágenes, textos, vídeos, copys, cabeceras, colores… La idea es que cada anuncio sea completamente diferente al resto por uno o varios de sus elementos.

Otro ejemplo: grabar el mismo vídeo, con el mismo guión, con fondos diferentes: montaña y playa. Lo que comunicas es lo mismo pero lo que transmites cambia. Tienes que ser flexible, versátil, constante, analítico y creativo para entender qué está pasando y qué te pide la campaña para optimizarla.

Por otra parte, recuerda que un buen copy no emerge a la primera. Te vendrán ideas y tendrás que ir dándole vueltas hasta pulirla y convertirla en un texto que conecte y funcione.

Así Facebook puede descubrir qué anuncio obtiene un mejor rendimiento sobre tu audiencia y se centra en él para proporcionarte mayor volumen de visitantes y, en suma, potenciales clientes.

Ahora bien, puntos importante:

  1. Partimos de la base de que tu comunicación en todo el proceso de venta esté alineada de principio a fin, desde el anuncio hasta el cierre de venta, para que trabajes de forma lineal con el usuario. Una sola palabra errónea puede dinamitar el trabajo, aunque esto lo desarrollaremos en profundidad en el siguiente post.
  2. Cuando las métricas de Facebook te muestren con qué anuncio/s se queda, tu obligación es desactivar, a los 7/10 días, aquellos que NO estén funcionando para optimizar el presupuesto y crear más siguiendo la línea de comunicación de los exitosos para reforzar el trabajo e, incluso, generar nuevas creatividades que, incluso, superen el rendimiento de las otras.

De esta manera le facilitas a Facebook que te ayude lo máximo posible para atraer un mayor volumen de contactos y potenciales clientes que, por estadística, acabarán traduciéndose en un mayor número de ventas, de acuerdo a la estrategia que hayas creado previamente.

¡Es todo por hoy! ¡Nos leemos en el siguiente post!

Qué es y cómo aplicar un plan de comunicación, paso a paso Cómo funciona el algoritmo de YouTube para hacer crecer tu canal