Imagen ilustrativa para la entrada "Teletrabajo: 12 consejos para trabajar desde casa"

Teletrabajo: 12 consejos para trabajar desde casa

CONTENIDO

Muchas empresas han acudido a la fórmula del teletrabajo durante el periodo de confinamiento. Para sus empleados, ha supuesto un cambio al que han tenido que adaptarse sobre la marcha. Pero, ¿qué implica realmente teletrabajar? ¡Vamos a verlo!

teletrabajo

1. Medios para el desarrollo de tu trabajo

Si eres trabajador por cuenta ajena, la empresa debe facilitarte todos los medios técnicos y materiales necesarios para el desarrollo de tu trabajo desde casa. Esto implica desde un ordenador con los programas adecuados hasta la conexión a internet e intranet de la empresa, pasando por el soporte técnico si fuera necesario.

2. Puesta a punto

Dedica tiempo a probar que todo funciona correctamente (incluso las aplicaciones o herramientas que no vayas a utilizar de inmediato) para evitar sustos de última hora. Si algo no funciona, notifícalo (a ser posible por escrito para que quede constancia) y solicita asistencia técnica.

3. ¿Vives acompañado/a?

Comunica en tu casa tu nueva situación y deja claro que vas a trabajar. En ocasiones, el estar en casa abre la puerta a hacerte responsable de todas las tareas domésticas que no pueden realizarse desde la oficina. Deja claro que durante esas horas no estarás disponible para otro tipo de cosas, o tu trabajo se verá afectado.

4. Ponle un límite a tus entregas

Cuida las fechas de entrega y si necesitas la colaboración de alguien, no dejes para el último momento el avisarle. Envía las citas para reuniones y fechas de entrega lo antes posible para que todo el mundo esté informado desde el principio. Acostúmbrate a utilizar el mail o el chat para dejar constancia escrita de las peticiones.

5. ¿Trabajar en pijama?

Evita trabajar en pijama. En cualquier momento, un cliente o compañero puede sorprenderte pidiéndote que acudas a una reunión virtual con cámara y no tendrás tiempo de reacción. Informa a las personas de tu entorno de que necesitas silencio y privacidad cuando vayas a acudir a una reunión, para evitar apariciones indeseadas en la cámara y/o el micro.

6. Encuentra tu espacio

Busca un lugar en la casa donde tengas pocas o ninguna interrupción y donde no haya ruidos recurrentes. Procura alejarte de la televisión o zonas sociales de la casa donde las charlas sean frecuentes. Posiciona el ordenador de forma que no reciba luz directa en la pantalla y sitúa el foco de luz en tu mano contraria a la dominante. Elige una mesa donde tengas sitio para dejar documentación o cuadernos de notas si lo necesitas. Busca una silla cómoda. Si el teletrabajo va a prolongarse, cómprate una silla ergonómica para evitar futuros problemas musculares.

7. Continua con tu dinámica

Procura mantener la misma forma de trabajo que en la oficina: No desatiendas los mails, trata de responder en un tiempo razonable y ten en cuenta que es mejor enviar un mensaje diciendo que estás buscando la solución que no contestar hasta encontrarla. El silencio puede ser muy desconcertante cuando no estás presente y no te pueden preguntar en persona.

8. Comunícate a distancia

Mantén las reuniones virtuales necesarias y acostúmbrate a sus ventajas: se pueden grabar, lo que te permitirá realizar el seguimiento con mayor facilidad; puedes hacer un control de asistencia y es más fácil ordenar las intervenciones al haber un administrador que cede el micrófono a los asistentes (se evitará que todos hablen a la vez).

No olvides aplicar la misma dinámica que en las reuniones presenciales: Mantén el orden del día, asegúrate de que todos los puntos quedan cubiertos y haz un resumen al final de la reunión para garantizar que todo el mundo ha entendido lo mismo.

Ten al día las vías de comunicación síncronas y asíncronas, pero establece unas normas: No tienes por qué responder en momentos de descanso o fuera de horario de oficina.

9. Planifica tu horario

Si estás acostumbrado a comer fuera de casa, organiza tus horarios para incluir extras como el tiempo que tardarás en preparar la comida (no sólo en comértela), si no tienes restaurantes cerca del domicilio a los que poder acudir.

10. No olvides desconectar

Sé riguroso con los horarios y rompe la rutina con paseos, ejercicio o una actividad diferente al trabajo. Ten en cuenta que las horas que dedicabas al traslado al lugar de trabajo no formaban parte de tu jornada laboral, sino de tu tiempo libre. No ocupes ahora ese tiempo trabajando, porque acabarás alargando tu jornada laboral de forma indefinida.

11. Diferencia tu tiempo

Cuidado con las llamadas que no tengan relación con el trabajo. Deja claro a amigos/familiares que estás trabajando y que no puedes dedicar tu tiempo de oficina a charlar. Deja un espacio de tu tiempo libre para mantenerte al día con las personas cercanas sin confundirlo con el horario laboral, porque todo lo que no hagas en ese horario lo tendrás que hacer luego y se convertirá en una jornada infinita.

12. Informa de tus avances

Ayuda a tu jefe/a a comprender que el hecho de no verte todos los días no significa que no estés haciendo bien tu trabajo. Envíale informes periódicos de tus avances (aunque no te los pida expresamente) para hacerte presente.

En conclusión

Tu espacio, tu entorno, la forma de trabajo, de comunicación… Todo ha cambiado radicalmente y, ante esta situación, hemos querido darte una serie de consejos para teletrabajar desde casa y que te adaptes lo mejor posible a esta situación. ¡Esperamos que te hayan resultado útiles!

¿Quieres conocer qué trabajos pueden realizarse desde casa? Visita nuestra web: Baetica.

¡Tendencias de diseño web para 2020!