Comunicación en Redes Sociales e influencias asiáticas

En Asia, el uso de las redes sociales tiene derivadas insospechadas hacia el autoaprendizaje. Hay personas de habla hispana que se “enganchan” a series de TV coreanas subtituladas al inglés; Como en las imágenes aparecen carteles en las paredes con letreros en coreano, sienten curiosidad por saber qué pone y comienzan a investigar.

El poder de comunicación que consiguen las redes sociales se hace cada vez más grande y queremos contártelo en este artículo usando influencias asiáticas como ejemplo. ¡Vamos a ello!

CONTENIDO

El universo K-dorama y K-pop

Al principio, se conforman con comprender los subtítulos en inglés, pero poco a poco van siendo conscientes de que se pierden mucho contenido implícito por no hablar coreano.

Así, dan el salto de estas series dramáticas o kdorama a la escucha de música en ese idioma para familiarizarse con la pronunciación, y terminan convirtiéndose en fans del k-pop o pop coreano.

Y claro, como buenos seguidores de todo grupo musical, estas personas pasan a seguir las redes sociales de sus cantantes favoritos, también en coreano. Para no confundir a sus seguidores de habla hispana, acaban construyéndose un perfil sólo para hablar con otros fans coreanos.

Todo esto no sería posible si no hubieran encontrado páginas de autoestudio del coreano como Talk to me in korean, desde donde pueden aprender a diferenciar grupos de palabras, y a empezar a utilizar llamadas de voz a través de aplicaciones de internet con personas nativas para mejorar su pronunciación.

La parte más artística del fandom

Gracias a estas nuevas habilidades adquiridas, pasan a entrar en el mundo de los fandoms, grupos de fans de estas series de TV que son capaces de escribir nuevas tramas para sus personajes favoritos o de reescribir un final que no les gusta a través de lo que llaman “fanart”. Existen verdaderas enciclopedias escritas por voluntarios que parten de personajes de series reales para crear su propio mundo de ficción.

Sin darse cuenta, todas estas personas practican varios idiomas al mismo tiempo, absorben la cultura de otros países y se relacionan con gente de gustos similares por todo el mundo. ¡Toda una práctica de aprendizaje creativa y social sin salir de casa!

En su mayor parte, se trata de grupos de ambos sexos entre 18 y 35 años, con un nivel medio alto de internet y nuevas tecnologías y con un perfil de automotivación alto, con capacidad de desarrollar aficiones complejas que requieren una alta dedicación de tiempo y constancia.

YouTube: plataforma llena de posibilidades de aprendizaje

Pero eso no es todo lo que estos grupos extraen de las redes sociales. Youtube se ha convertido también en una fuente de enorme riqueza para quienes desean aprender idiomas. No se trata sólo de los cientos de miles de vídeos de enseñanza gratuitos que existen. Hay personas que, por ejemplo, ven series de dibujos animados norteamericanas dobladas al ruso y con subtítulos en inglés.

Cuando no entienden algo, bajan la velocidad de reproducción del vídeo, o bien lo pausan y acuden directamente a un diccionario online, donde encuentran el significado y continúan con el visionado. Cuando tienen cierta práctica, suelen atreverse con series de dibujos nativas (rusas), donde además del idioma, aprenden las costumbres, actualidad y cultura del país, reflejada en las aventuras y escenarios que recorren los personajes.

Pero no son sólo los usuarios de habla hispana los que sienten curiosidad por lo que se hace al otro lado del mundo. Algunos fandom chinos son seguidores acérrimos de series españolas, como “Física y Química”. No sólo las escuchan en castellano, sino que las traducen al chino y las subtitulan en su idioma.

No cualquiera puede hacerlo: Se generan grupos cerrados que exigen una prueba previa de acceso (aunque no se trata de un trabajo, sino de un hobby para pasar el rato). Al final, terminan convirtiéndose en auténticos intérpretes conocedores de las expresiones propias del grupo social al que va dirigida la serie.

Comenta en vivo y en directo con Danmaku

Además, existe otro formato de red social adaptada al visionado en grupo de vídeos llamada danmaku. Literalmente significa cortina de balas, y no es otra cosa que cientos de usuarios que comentan de forma síncrona el episodio con textos de colores que aparecen directamente en pantalla. La mayor parte de los visores de vídeo utilizados en China aceptan ya este formato de comentarios.

¿Para qué lo hacen? Principalmente para divertirse y ser los primeros en opinar qué les ha parecido una escena y, si quieren participar, saben que tendrán que “ponerse las pilas” para aprender el idioma y poder seguir así estas curiosas lecturas. También este formato de red social les permite relacionarse con otras personas a las que les gustan las mismas series de televisión por todo el planeta.

En todos los casos, lo que comienza siendo una forma de entretenerse y conocer gente, termina siendo una auténtica fuente de conocimiento.

¡Entérate de más sobre la comunicación en Redes Sociales en nuestro blog!

¡Los términos más usados en Marketing! ¡Llega Google Web Stories a WordPress!
Copy link
Powered by Social Snap