Cómo redactar la historia de tu empresa

En el mundo digital es muy importante que sepas redactar la historia de tu empresa de una forma atractiva. El objetivo es dar a conocer tu trayectoria profesional, así como los valores de tu negocio entre tus clientes potenciales para crear imagen de marca y diferenciarte de la competencia.

En este artículo voy a explicarte cómo crear esta clase de contenidos paso a paso.

CONTENIDO

Antes de comenzar…

Antes de entrar de lleno en cómo redactar la historia de tu empresa, es crucial que sepas por qué debes incluirla en tu web. Tanto en el caso de las tiendas físicas como en el de los e-commerce, la competencia es feroz y esta es una manera de diferenciarte de otras empresas similares.

El usuario puede escoger entre cientos de páginas webs de tu sector, así que hay que buscar mecanismos para atraer a las personas interesadas en tus productos o servicios y hacer que sientan afinidad con tu marca. Contar tu experiencia es un modo de fidelizar a la clientela y lograr que empatice contigo y tu proyecto.

No olvides que el consumidor se ha vuelto cada vez más exigente. Ya no sólo se limita a comparar precios o las características de un servicio, sino que siente la necesidad de conectar con la marca. La transmisión de valores más allá del argumentario comercial ha cobrado fuerza en los últimos tiempos.

Un pequeño apunte: este tipo de acciones de creación de contenidos no es exclusiva de los negocios online. Para los establecimientos físicos tradicionales también es clave estar en Internet. No en vano, muchas personas acuden a buscadores como Google para obtener información sobre artículos que desean comprar, para planificar unas vacaciones, suscribirse a un canal de noticias…

Hay que conectar con el cliente allí dónde esté y brindarle información relevante. ¡Y en este post te daré las claves para conseguirlo!

1. Piensa en cómo son tus clientes antes de escribir

Cuándo empieces a escribir es fundamental adoptar un enfoque que haga que el cliente se sienta especial y bien atendido. Para lograr esta cercanía has de pensar en los visitantes de tu sitio web. A pesar de que Internet abre un mundo de posibilidades para que expandas tu negocio no puedes llegar a todo el mundo. Siempre hay que definir un público objetivo.

¿Sabes con seguridad para quién estás escribiendo el perfil de tu empresa? Fíjate en el texto de esta compañía de alquiler de furgonetas.

furauto

“Furauto surgió un buen día cuándo varios amigos estábamos planificando nuestras vacaciones, encontrar un vehículo que se adaptara a nuestras necesidades resultó ser una autentica pesadilla y fue ahí dónde nos planteamos que se podría simplificar todo el proceso de contratación de una furgoneta de alquiler.

Francisco Javier Peña, uno de los socios de Furauto, propuso crear una página web que destacara por su sencillez a la hora de buscar un vehículo de alquiler. La idea era que cualquier persona, aun sin poseer muchos conocimientos de las nuevas tecnologías, tuviera una experiencia positiva cuando se tratase de realizar una reserva on-line.”

Según las propias palabras de los socios fundadores su objetivo era “que cualquier persona, aun sin poseer muchos conocimientos de las nuevas tecnologías, tuviera una experiencia positiva cuando se tratase de realizar una reserva on-line”.

Por lo tanto, este negocio se centra en personas que quieren alquilar un vehículo sin complicaciones. Como ves, el tono del texto es informal porque la meta que se persigue es conectar sobre todo con gente que busque un coche de alquiler para viajar o una furgoneta para mudanzas, por ejemplo.

Si tu negocio es de nueva creación o si nunca te has parado a analizar los rasgos esenciales de tus clientes, crear unos cuantos modelos de buyer persona puede ayudarte. En definitiva, has de saber para quién estás escribiendo el perfil de tu empresa. Debes conectar tu propuesta de valor con las necesidades y expectativas de tus clientes. Tu discurso será otro en función de factores socio-demográficos tales como el sexo, la edad, el nivel adquisitivo etc.

2. Ten claro el objetivo de tu discurso

¿Has oído hablar del customer journey? Este término hace referencia al camino que recorre el cliente antes de comprar un producto o contratar un servicio en tu web. No te engañes, ningún consumidor decide entrar en la primera página que ve para adquirir lo que necesita.

Ahora bien, cuándo se trata de plantear una estrategia de cómo redactar la historia de tu empresa te digo por experiencia que no has de pensar únicamente en los usuarios que ya están dentro de la fase de compra.

La meta es generar notoriedad para que tu público objetivo se familiarice con tu negocio y con el tiempo esa audiencia decida acudir a ti. En la etapa denominada “Consideración” es cuándo el usuario valora sus opciones de compra o de contratación de servicios. El Storytelling es una oportunidad excelente para poner toda la carne en el asador y destacar las fortalezas de tu empresa y así convertir tu negocio en una alternativa real para los usuarios.

3. Presenta tu empresa al consumidor

Aunque durante todo el artículo he hablado sobre cómo redactar la historia de tu empresa, lo cierto es que el verdadero protagonista de este particular relato es el cliente. A la hora de contar tus vivencias en el mundo empresarial lo importante es que el consumidor se haga una idea de cómo es tu dinámica de trabajo, dónde desarrollas tu actividad y cuáles son las principales características de tus servicios.

Podemos ver el ejemplo de Waukin Media, una agencia de marketing digital afincada en Jerez de la Frontera en la provincia de Cádiz. Aunque dentro de su cartera de clientes hay varios negocios locales de la zona, resaltan en la historia de su empresa el hecho de que prestan servicio a clientes de toda España.

wuakin media

“El equipo de Waukin Media comienza su andadura en 2015 como una agencia de marketing en buscadores joven y dinámica. Ubicados en Jerez de la Frontera (Cádiz) damos servicio en toda España. Queremos que Waukin Media sea importante para tu empresa. Y por eso tu empresa es lo más importante para nosotros. La confianza es la clave para construir relaciones productivas y duraderas, tanto entre nosotros como con el cliente.”

4. La elección de las palabras clave

La historia de tu empresa ha de cumplir dos funciones: la primera de ellas es brindar información relevante y de calidad a los visitantes de tu página web. La segunda, y no por ello menos importante, es la de posicionar la página de tu negocio para algunas de las consultas que hacen los usuarios en buscadores. Un estudio de palabras clave es vital en este sentido.

Por ejemplo, en Baética Digital usamos palabras por las que los usuarios podrían llegar hasta nosotros, como pueden ser “Diseño y desarrollo web” o “Marketing Online”.

baetica

“Baética Digital tiene sus orígenes en Madrid, donde llevamos ayudando a nuestros clientes desde hace más de 15 años. Nace con el fin de dar un salto de calidad en la profesionalización de los servicios digitales tales como el Diseño y Desarrollo Web, el Marketing Online y la Generación de Contenidos Digitales. Acabamos de abrir oficina en Motril y estaremos encantados de ayudarte en tu proyecto.”

5. Escoge la voz del narrador

Hay muchas formas de contar una historia. Puede que el narrador sea el protagonista o que se utilice un tono más distante. Si quieres dar una impresión de cercanía, lo más recomendable es que escribas en primera persona del singular, como estoy haciendo yo ahora, por ejemplo. Por supuesto, si formas parte de un equipo utilizaréis el “nosotros”, es decir, la primera persona del plural.

6. Exponer el discurso de forma ordenada

Toda historia ha de tener un principio, un desarrollo y un desenlace. Sin embargo, no has de forzar tu relato ni agobiarte pensando que escribir no es lo tuyo. Si no cuentas con personal dedicado a la creación de contenidos y vas a redactar el texto tú mismo, tu mejor baza es la sencillez y la honestidad. Cuenta las cosas como son de un modo comprensible para todos los púbicos, como si se lo dijeras a un amigo.

Por otra parte, las anécdotas y aportaciones originales sobre tu experiencia dan dinamismo al texto, aunque es importante que no te pierdas en los detalles. Sé claro y conciso sin perder de vista la idea que quieras comunicar.

Puedes resaltar aspectos, como las circunstancias que llevaron a la formación de la empresa, así como el papel que desempeñaron cada uno de los integrantes de tu equipo a la hora de perfilar tu modelo de negocio o tus servicios.

Por ejemplo, si la persona responsable de diseñar tu sitio web lo hizo con la intención de facilitar la navegación a personas con problemas de visión, puedes hacer hincapié en este aspecto. La accesibilidad web es un tema capital en la era digital y puede convertirse en ese elemento diferenciador de la competencia que buscas.

7. Decide de antemano la extensión del texto

En SEO existe la creencia de que los textos largos posicionan mejor en buscadores. Desde mi experiencia personal, puedo decir que eso es un mito, pero, al margen de este tipo de consideraciones, no hay reglas mágicas en cuanto a la extensión acertada para contar la historia de una empresa.

Se suele decir que un texto ha de tener entre 300 y 500 palabras como mínimo. Sin embargo, piensa en las páginas de diccionarios online. Sus definiciones son cortas y aún así posicionan en buscadores correctamente.

También puede darse la situación inversa. En determinadas circunstancias, un texto largo puede ayudarte a posicionar mejor. Depende del contenido que quieras transmitir y qué camino escojas para satisfacer al usuario dependiendo de su intención de búsqueda. Escuchar a tus clientes y responder a sus necesidades es el núcleo que da valor a tus contenidos al margen de criterios como la extensión.

En suma, no pierdas de vista que para transmitir la imagen que deseas a veces menos es más. De nuevo, ideas claras y bien ordenadas sin darle a tu relato demasiadas vueltas. El texto ha de ser entretenido pero no olvides que tienes que dar una imagen profesional.

8. Promociona la historia de tu empresa

Y después de tanto trabajo para establecer las claves acerca de cómo redactar la historia de tu empresa, por fin está lista para que se la presentes a tus clientes. Pero, ¿cómo y cuándo hay que hacerlo?

Además de incluir el apartado de la historia de la compañía en el menú superior de tu web para que tus clientes puedan consultarla al entrar en tu e-commerce puedes compartirla en Redes Sociales. Si te diriges a un perfil empresarial redes como LinkedIn serán el canal adecuado, por ejemplo.

Otra posibilidad para dar mayor visibilidad y alcance a tu relato empresarial es enviar notas de prensa. Actualmente, hay muchas plataformas que ofertan este servicio, así que sólo es cuestión de que encuentres la que se adapta a lo que necesitas. No es lo mismo publicar un comunicado en un medio de comunicación nacional que en un blog, por ejemplo.

Ahora bien, las noticias y comunicados de prensa están hechos para difundir acontecimientos novedosos. Anunciar la inauguración de tu empresa o que se cumpla el aniversario de su fundación son algunos hitos que puedes promocionar en prensa y que te servirán de marco para contar tu historia.

¡Manos a la obra!

Ya tienes las claves sobre cómo redactar la historia de tu empresa y dar a conocer tu trayectoria profesional. Las herramientas para lograr que tus clientes sientan afinidad por tu marca están a tu alcance.

¡Empieza a sacarle partido a tu experiencia y cuéntamelo! 😉

¿Qué es el storytelling y cómo llevarlo a cabo? Los 25 términos más usados en formación online