Imagen ilustrativa para la entrada "El precio de un sitio web (3): ¿cómo lo hace un profesional tan caro?"

El precio de un sitio web (3): ¿cómo lo hace un profesional tan caro?

Bienvenidos/as de nuevo a la tercera parte de esta serie: El precio de un sitio web. Esta vez hablamos sobre cómo lo hace un profesional tan caro. Corporaciones, grandes empresas, multinacionales… Todos tienen algo en común: el dinero para poder invertir. Y es que no todas las empresas pueden hacer grandes inversiones en un sitio web. Las grandes empresas tienen el poder adquisitivo de utilizar lo ‘mejor’ de lo ‘mejor’. Y digo lo ‘mejor’, porque no siempre lo más caro es lo mejor.

¿Quieres saber por qué hay proyectos webs de 10.000 euros, 40.000 euros o incluso mucho más? Voy a contaros los secretos más ocultos. (En realidad no están tan ocultos, pero eso sí, hay que investigar un poco).

Con esta serie de posts queremos enseñaros a investigar, a que aprendáis un poco de lo que podéis comprar cuando necesitáis un sitio web y hacerlo con cabeza. Claro que hay profesionales que están ahí para ayudarte y aconsejarte, pero si poseemos información previa sobre el tema podemos defendernos ante la posibilidad de que jueguen con nuestro desconocimiento.

CONTENIDO

¿Qué tiene de especial este profesional tan caro?

Antes de empezar…

Lo primero, antes de empezar, es que el dinero no te sirve de nada para este profesional. ¿Por qué? Porque su marca es su moneda de cambio y si tu proyecto no entra en las condiciones mínimas que te exigen, seguramente rechacen tu propuesta.

¿Alguien rechazando trabajo? ¡Qué locura!

Es cierto que puede parecer algo raro, pero es lo común en los ámbitos de las grandes esferas.

Estos equipos de profesionales son expertos en sus campos. Te darás cuenta de lo mucho que saben cuando comencéis a hablar en las entrevistas que realizaréis. Os exigirán que le proporcionéis toda la información posible y de primeras. Es lo normal que se debería de hacer para poder trabajar con toda la información desde el principio y hacer un buen estudio para proporcionar todo lo necesario en tu web.

Obviamente, el presupuesto no es apto para cardíacos ni para personas con tripofobia (por eso de tanto cero junto), pero es lo que vas a pagar y te dan la fiabilidad que funcionará el 99,99% del tiempo. Además, el equipo de profesionales compuesto por diseñadores, desarrolladores, marketing y branding, pasando por las infraestructuras y las tecnologías usadas y pasando por un soporte fantásticamente fantástico valdrá hasta el último céntimo que vas a proporcionar.

¿profesional caro?
“Lo que dicen tienen mucho sentido…”

Durante el desarrollo de tu web…

¿Sabes lo que es estar en la playa disfrutando del sol en plenas vacaciones o pasear por la montaña cuando hace frío y disfrutas del paisaje? Así será el desarrollo de tu web con estos profesionales, ya que van a hacer absolutamente todo por ti.

  • Branding corporativo para tu nuevo estatus. Los diseñadores y desarrolladores te escribirán páginas y más páginas de todos los conceptos que han utilizado para desarrollar tu nuevo logo. Incluso podrán decir que una de las curvas es la representación de una ola llegando a la orilla al igual que la manera en la que arropa tu empresa a los clientes. ¡Y es real!
  • ¿Qué transmitimos con el diseño? Aunque el diseño es algo visual, todo lo que es intrínseco, todo lo que nos trasmite sin expresarlo de forma clara, no lo podrá ver todo el mundo. Pero el que lo vea, las sensaciones que nos aporta y el estilo que tendrá, hará que tu logo sea reconocido allá por donde pase.
  • Departamento de marketing. Estará encargado de realizar amplios y extensos estudios de mercado para posicionarte en todos los mejores sitios para expandirse y ‘atacar’ las zonas en las que no se está aprovechando todo el potencial. Todos los consejos os parecerán arriesgados, pero saben lo que hacen y están especializados en ello.
  • Comenzarán con un wireframe cuando ya tengan todos los datos necesarios sobre tu imagen y tus colores corporativos. Este wireframe será tu web con todo el estudio que habrán realizado para saber cómo posicionar todos los elementos acordes a la importancia y captar a todos los futuros clientes que se pasarán por tu web. Todo estará genial y no habrá nada que se salga de las reglas (¡como debe de ser!).
  • Equipo de desarrollo web. Dicho equipo te llama para comentarte que van a utilizar las mejores herramientas del mercado privativo, donde estarán siempre preocupados para que no tengas ningún problema o fallo y siempre estarán constantemente alerta para que no exista peligros de intrusión o acceso a datos en tu web. Por supuesto utilizarán “RayoWeb 2.0” que tiene gran calidad en la transferencia de tu web al cliente.
  • No te preocupes por tu servidor. También utilizarán “WebServer Enterprise Edition Plus 2020” como servidor web para que no exista nadie más dentro de tu propio servidor donde alojarán tu web. Este tendrá 1231 núcleos y 4096 GB de RAM donde tu web estará cacheada en RAM siempre para mejorar aún más la velocidad web. Y no te preocupes porque tu web estará alojada en varios CDNs alrededor del planeta para que cualquier ser vivo con navegador e internet pueda acceder a tu sitio web ULTRA RÁPIDO.

Tu web parece que va a convertirse en un cyborg ultra inteligente capaz de llevar toda tu empresa y estás hasta casi estorbando en sus labores de marketing avanzado especializado en técnicas de posicionamiento que serán adaptadas dentro de un año, pero hay que ir cogiendo sitio antes de que se pierda todo el trabajo realizado. Y tú pensando…

Pues también podría haber invertido en comprar un horno industrial y seguir haciendo panes en mi pequeña región… Pero eh, la web es esencialmente una maravilla.

desarrollo web
“¿Me habrán timado?” Parece que sí, pero no.

Después de un tiempo…

La web prospera como debe de ser. Funciona a una velocidad pasmosa, está llegando mucho tráfico de visitas, recibimos encargos de nuestros vecinos y de todos lados de nuestro país, pero no le podemos ofrecer envíos porque nuestro producto perdería calidad. Hemos conocido a muchas personas del gremio y la verdad es que la web está funcionando a las mil maravillas.

Está generando todo lo que te prometieron, la marca está funcionando. Todo está bien. Demasiado bien. No hay fallos gracias a las tecnologías avanzadas y al equipo de soporte que está todas las horas del día revisando tu web. Puede que empieces a pensar que toda la inversión que has realizado ha sido de más. Y cuando piensas de más, son varios ceros a la derecha de más.

Pero todo funciona… no me puedo quejar.

precio de una web
“Sí, soy feliz. Sin dinero, pero feliz.”

¿Qué podemos aprender del precio de una web?

Puede que todo lo que podemos aprender de aquí, nos puede valer para cualquier cosa en la vida. Porque más vale prevenir que curar:

1. Los profesionales para grandes corporaciones o negocios son para los grandes

Puede que cuanto más dinero, sea mejor; pero siempre hay que buscar acorde a nuestros ámbitos y necesidades. Debemos de estudiar nosotros mismos la situación que nos viene más acorde. Siempre habrá tiempo para seguir invirtiendo y mejorando nuestro proyecto, pero no podemos saber qué necesitamos si no ponemos de nuestra parte. Los profesionales querrán lo mejor para ti SIEMPRE, pero ¿será lo mejor lo que de verdad necesitas?

2. El marketing y posicionamiento debe de ir acorde a tu crecimiento

¿De qué nos sirve intentar posicionarnos en términos o palabras clave que están sobre explotadas o usadas mínimamente por los usuarios? Hay que posicionarse a través de tu producto, con las palabras claves importantes y también intentar posicionarse en los términos en los que hay un flujo medio de personas. Puede que tu tráfico no busque exactamente las palabras que nadie usa.

3. Grandes infraestructuras para proyectos pequeños

Tanto un sitio web como una aplicación web debe de estar en un servidor acorde a sus necesidades. No podemos esperar que nuestros visitantes se queden 20 segundos esperando a que cargue nuestra web por ahorrar dinero en un servidor de bajo nivel o desperdiciar el dinero con un servidor de alto nivel cuando no utilizamos ni un 10% de su capacidad.

Incluso las grandes empresas utilizan sus servidores al nivel de requerimiento de su tráfico. ¿Quién no ha escuchado alguna vez esa frase de ‘la web se ha caído’? Si adquirimos un servidor que está preparado para nuestra web y tiene un porcentaje de trabajo acorde a un impacto inesperado, podemos ahorrar dinero en los aspectos del servidor.

4. Tecnologías privadas no tan necesarias para desarrollos web

Tu web puede sobrevivir sin pagar tecnologías de alto rendimiento. Eso está claro. Pero hay ciertos desarrollos que necesitarán de soportes expertos y con gran potencia para llevar a cabo ciertos trabajos. Al ser su código privado y no expuesto al público, siempre tendrás un equipo trabajando para ayudarte y solucionarte aquellos problemas. ¿Pero es necesario?

Puede que tu web sea un sitio con varias páginas y un blog en el que tienes un gran amplio tráfico de visitas. Puede que las tecnologías Open Source, que están extendidas ampliamente y son las que se usan básicamente en el día a día, sean perfectas para ti.

5. Los CDNs son para empresas con tráficos proveniente de todas las partes del mundo

Si nuestra web va dirigida al público de una provincia de un país en el cual su lengua no es tan común, ¿por qué vamos a necesitar que Hitori, desde Japón, pueda acceder más rápido a nuestro sitio web? Debemos de conocer nuestro tráfico y trabajar acorde a las necesidades que tienen. Si nos expandimos a otro país diferente al nuestro o lejos de donde nuestro desarrollo web está alojado, debemos de ayudar a nuestros visitantes y estudiar la contratación de un CDN para mejorar la calidad de sus visitas.

6. Y, lo más importante, tu web crece cada vez que lo necesites

Tu web no puede quedarse estática y sin nuevo contenido. Debes de generar contenido ya sea por expertos o por nosotros mismos, tiene que crecer. Una web necesita que su propietario pueda tener la posibilidad de seguir añadiendo más contenido necesario a la web y que no sea un diseño tan cerrado que pueda evitar que la web no crezca. Es lo que se conoce como escalabilidad. Si en un año decidimos que hay algo de nuestro negocio que queremos dar más importancia, se debe de poder realizar.

Ya para terminar…

Pensaba despedirme de todos en este último post sobre ‘El precio de la web’… pero me falta algo… algo bastante importante… ¡HABLAR DE CÓMO SOMOS NOSOTROS! Y lo mejor de todo es que no nos podemos incluir en ninguno de los tres… Para vuestra tranquilidad, no somos más baratos como el cuñado de ese primo que sabe hacer webs ni tan caros como este grupo de expertos profesionales.

Pero lo que sí te puedo contar es que podemos ser tu elección número uno para tu siguiente proyecto, pero prefiero esperarte a que vengas a saber quiénes somos en el siguiente post.

¡Estad atentos que vendré cargado y motivado para daros muchas alegrías y sorpresas!

precio de una web
¡Las novedades se acercan!

El precio de un sitio web (2): ¿Cómo lo hace el ‘profesional’ tan barato? Servicios IT: tu tranquilidad a un solo paso