Imagen ilustrativa para la entrada "Cómo definir qué productos o servicios puedes ofrecer"Imagen ilustrativa para la entrada "Cómo definir qué productos o servicios puedes ofrecer"

Cómo definir qué productos o servicios puedes ofrecer

Cuando quieres emprender y montar un proyecto, lo ideal es empezar ofreciendo servicios de aquello que ya dominas y en donde tienes resultados tangibles. Y hablo de resultados, no de formaciones, porque, al final, la gente compra soluciones… No meterse en otro problema. Por tanto es súper importante que seamos honestos con nosotros mismos en este sentido para empezar con buen pie, ir ganando clientela y, en suma, poder crecer poco a poco.

Trabaja, enseña o desarrolla solamente aquella actividad en la que tengas resultados tangibles. Es decir, no hagas community management si nunca has gestionado perfiles de empresa, no enseñes ventas si no estás vendiendo, no ofrezcas desarrollo web sin tener mínimo tu propia web, no enseñes diseño si no has tocado una herramienta de diseño gráfico en la vida, etc. Se entiende. ¿Verdad?

Pero entonces…

¿Qué puedo ofrecer cuando estoy empezando?

Analiza toda tu trayectoria: tus formaciones, talentos, habilidades, destrezas, conocimientos académicos, extracurriculares y experiencia profesional. Observa cómo todos, en algún punto del camino, confluyen y apuntan en una dirección concreta donde ya tienes resultados tangibles como para ayudar a otra persona, sea enseñándola o trabajando para ella en aquello que necesita.

Si no lo terminas de ver, piensa. ¿Qué problema de mercado concreto estás ya preparado y cualificado para resolver? ¿Qué solución clara y concisa puedes aportar? Date cuenta: cuando alguien tiene una solución muy muy específica para resolver un problema muy muy definido, despierta un deseo de compra instintivo en su público ideal porque le mueve a ‘sacarse esa muela’ que le está molestando.

Cuanto más nítido y concreto sea el problema y, por ende, tu solución, más fácil será posicionarte y conectar con aquellas personas para las que ya estás capacitado, a día de hoy, de servir. Porque, cuando aprendas a servir, los clientes a los que puedes ayudar empezarán a llegar al tiempo que aprendes a dirigirte a ellos de la forma correcta.

Si tienes dudas y quieres que te asesoremos, contacta con nosotros y veremos cómo podremos ayudarte.

Cómo saber cuál es la estrategia que necesitas para tu negocio online 10 claves para crear engagement en tu negocio digital