Imagen ilustrativa para la entrada "5 claves para tus campañas de Facebook Ads"Imagen ilustrativa para la entrada "5 claves para tus campañas de Facebook Ads"

5 claves para tus campañas de Facebook Ads

Cuando tenemos un proyecto digital necesitamos atraer tráfico cualificado y, sobre todo al principio, pensamos en estrategias que nos traigan clientes a corto plazo. Es aquí donde aparecen las campañas de publicidad en redes sociales que nos permitan segmentar y llegar a nuestra audiencia.

Lo cierto es que, conseguir que nuestras campañas de publicidad en Facebook e Instagram nos den los resultados que queremos, requiere tener en cuenta una serie de claves que nos ayudarán a entender mucho mejor qué nos pide Facebook que hagamos para que los usuarios lleguen a nuestra página.

CONTENIDO

1. El objetivo

Antes de lanzar tus campañas de publicidad, deberás tener preparado tu embudo o ‘funnel’ de ventas con destino en tu producto o servicio. ¿Por qué? Porque la única misión de las campañas de publicidad es aportarte tráfico de visitas. Es decir, darle visibilidad a tu oferta para llegue a las personas a las que realmente les puede interesar. Luego es tu embudo el que te generará las ventas, filtrando a las personas a las que verdaderamente les interesa lo que ofreces.

2. Las campañas funcionan por relevancia

Que un contenido sea relevante significa que sea útil y realmente interesante para el usuario. Que le comunique la solución a un determinado problema y que, por tanto, consiga captar y conservar su atención. Pero… ¿Cómo sabe Facebook que una campaña lo consigue? Porque monitoriza el comportamiento de los usuarios que la ven.

De manera que, cuando una campaña resulta relevante para la audiencia a la que se dirige, el algoritmo de Facebook nos premiará mostrando el anuncio a mayor cantidad de público por el mismo dinero. Si eso es así, significa que, con la misma inversión… ¡Obtendrás mayor número de clics! Eso es lo que buscamos.

3. El avatar y la segmentación de la audiencia.

Bien, antes de lanzar una campaña de publicidad es necesario crear una audiencia de acuerdo a los intereses, los comportamientos y los datos demográficos del público al que nos queremos dirigir. Para hacerlo bien, es esencial tener bien definido nuestro avatar o cliente ideal. ¿Cómo hacerlo? Teniendo clarísimo el problema concreto y específico que le resolvemos con nuestro producto o servicio.

4. La comunicación.

A partir de lo anterior nuestra creatividad puede empezar a trabajar de forma correcta y alineada con los puntos de dolor del buyer persona o del beneficio principal de nuestro producto o servicio y, aquí hay varias claves a tener en cuenta.

Si trabajas con imágenes:

  • Se ha demostrado que, siempre en un contexto natural, coherente y adecuado, trabajar con imágenes de mujeres atractivas aporta clics. Funciona.
  • Aumentar ligeramente la saturación del color de las imágenes ayuda a destacar por encima de los demás y, por ende, captar su atención e inducir más fácilmente al clic.
  • El texto empleado en las imágenes debe ser el justo y necesario. «Menos es más». Lo ideal es introducir una buena frase que llame la atención, alineada con lo que ofrecemos, y hacer una llamada a la atención.
  • Otra forma de ruptura de patrón es «quebrar» la cuadrícula de las creatividades donde lanzamos los anuncios. Así, al «destruirla» con líneas curvas, redondas y formas irregulares, creamos esa variabilidad que llama la atención del ojo humano.

¿Y si trabajas con vídeo?

  • Haz vídeos de menos de 15 segundos. Claridad y dirección.
  • Efecto detención: capta la atención yendo directo a lo más interesante y atractivo.
  • Usa subtítulos para que las personas entiendan tu mensaje, sin audio. Muchas veces tenemos el teléfono en silencio pero queremos saber qué dice un vídeo. ¡Facilita la experiencia de usuario!
  • Efecto caballo de Troya: cuenta historias claras, coherentes y concisas en el mínimo tiempo posible. Las historias captar, conservan y convierten la atención en confianza para, justo entonces, hacer la llamada a la acción. Así evitas técnicas «agresivas».
  • Cuando tengas recursos, invierte para poder crear una buena producción audiovisual. La calidad de los anuncios también suma porque subcomunica autoridad.

Una vez estés lanzando tu campaña, debes prestar atención especialmente al CTR, que es el porcentaje de clics sobre el total de personas impactadas con el anuncio. Si has hecho a conciencia el trabajo y te has tomado el tiempo suficiente para armar creatividades que conecten con tu público, puedes materializar hasta un porcentaje del 3%, que sería lo ideal.

5. Monitorización.

¿Cuándo deberías parar INMEDIATAMENTE una campaña? Cuando el CTR esté por debajo del 1%. No obstante, siempre que no llegue al 3%, significa que puedes optimizar la segmentación, la creatividad, o ambas cosas. ¿Cómo descubrirlo? ¡Probando!

La única manera de interiorizar conocimientos y aprender… ¡Es haciendo!

¡Llega Google Web Stories a WordPress! Las claves del diseño de una newsletter perfecta