Imagen ilustrativa para la entrada "8 cosas que no pueden faltar en una landing page de venta"Imagen ilustrativa para la entrada "8 cosas que no pueden faltar en una landing page de venta"

8 cosas que no pueden faltar en una landing page de venta

Tanto si vendes un producto como un servicio, en Internet necesitarás una landing page donde muestres tu oferta. Esta se estructura en una secuencia de pasos para conectar con tu público y despertar su deseo de compra. Esta secuencia general te ayudará a hacer bien este trabajo y conseguir ventas. Eso sí, para que tu landing obtenga visibilidad necesitarás tráfico cualificado, que tendrás que generar sea vía orgánica o mediante anuncios. Con que… ¿Cómo es esta estructura?

1. Promesa y puntos de dolor: lo primero que verá la persona que acceda a la página será el gran titular de tu web que debe contener la gran promesa de tu oferta. A continuación debes lanzar preguntas que vayan directamente a incidir sobre el punto de dolor del avatar al que te estás dirigiendo, junto con la primera llamada a la acción en un botón que llevará al formulario a pie de página.

2. Empatía: en este apartado buscas conectar directamente con el sentir del avatar específico al que diriges tu oferta preguntándole: «¿Sientes que ahora…» para pasar a desgranar en cinco puntos las emociones que sabes que siente esa persona en este momento para conectar con su situación.

3. Resolución de objeciones: testimonios. Proyectarás autoridad y generarás confianza en la persona hacia la que te diriges, lo que contribuirá claramente a que esa persona se plantee la posibilidad de contratar tus servicios o adquirir tus productos porque siente que puedes ayudarle.

4. Presentación: aquí cuentas tu historia a partir de la estrategia de la trilogía: infierno, vehículo y cielo. Es decir, cómo estabas de mal al principio, qué vehículo encontraste y al que te subiste para cambiar tu situación y, finalmente, cómo te sentiste al llegar a la situación idílica en la que te encuentras ahora mismo y desde la que puedes ayudar a tu avatar.

5. Tu programa/servicio: aquí muestras, en líneas generales, en qué consistirá el trabajo que realizarás con esta persona. Se trata de que vea el camino, el proceso paso a paso, para que se vislumbre a sí mismo materializando los ansiados resultados que persigue.

6. Para quién es tu oferta: es evidente que necesitas filtrar y precualificar, de alguna manera, a las personas que visiten tu landing de venta. Para esto lanzamos la pregunta abierta de para quién va dirigido tu programa, producto o servicio y pasamos a tocar, de manera emocional, las cinco claves principales que encajan con el perfil de persona con la que quieres trabajar. Cerramos este bloque con un botón de llamada a la acción que conduzca al formulario a pie de página.

7. Bonus: en este punto trabajamos con al menos tres bonus extra. Es contenido estratégico pensado exclusivamente para resolver dudas y objeciones que tú ya conoces sobre tu oferta, de manera que te estarás adelantando a ellas con contenido específico para generar confianza.

8. Formulario de contacto: y ya estamos en el punto más importante para nuestros intereses, donde captaremos al contacto. Es importante adaptar el formulario a cada caso. A veces te interesará que el potencial cliente te dé sus datos de contacto para llamarlo directamente y en otras, según el producto o servicio que estés ofreciendo, te interesará que entre en una fase de automatización de correos para que sea éste el agende una llamada contigo.

¡Es todo! Ahora te toca aplicar todo este conocimiento a ti para tener resultados. Recuerda que… ¡La única forma de conseguir cosas es llevar lo aprendido a la práctica para hacer que las cosas sucedan!

Cómo crear un proyecto congruente a partir de los arquetipos de marca Cómo y cuándo crear un embudo automatizado de email marketing
Copy link
Powered by Social Snap